Un día en la vida de un consultor agrícola, y cómo APOLLO puede mejorarlo Consultores Agrícolas — Grecia

Georgios Savvidis es un consultor agrícola de Pella, en el norte de Grecia. Él es uno de los tres consultores de la zona que participa en el proyecto APOLLO proyecto, con la esperanza de ensayar los servicios en sus cultivos de trigo y algodón. Le preguntamos sobre los retos que se le presentan diariamente y sobre el papel que la aplicación de APOLLO podría tener como parte del conjunto de sus herramientas.

¿Puede describir un día normal en la vida de un consultor agrícola?

Los Consultores Agrícolas son normalmente agrónomos titulados que ofrecen servicios de asesoramiento a los agricultores, bien de forma independiente o en empresas de servicios agrícolas. Un día corriente incluye visitas al campo, discusiones con los agricultores sobre problemas del cultivo y recomendaciones sobre cómo resolverlos. En la Cooperativa Agrícola de Pella hemos estado poniendo en práctica el Sistema de Gestión Integrada para el cultivo de melocotones desde hace varios años, por lo que gestionamos los problemas agrícolas desde un enfoque más integral y respetuoso con el medioambiente.

Credits: Giorgos Savvidis¿Qué tipo de problemas tienen en su práctica agrícola? ¿Hay uno o dos que se consideren más importantes en su región?

La mayor parte de los problemas causados por factores bióticos se resuelven con éxito con carácter anual. Sin embargo, existen algunas excepciones, como el brote de Taphrina o lepra del melocotonero ( un hongo de la plantas que arruga las hojas en los cultivos de melocotón) que ha afectado los cultivos de esta zona en los últimos dos años. El problema más serio que hemos tenido que afrontar en los últimos años ha sido las condiciones climáticas adversas, que ha, deteriorado la producción de cultivos arbóreos. En lo que respecta a los cultivos herbáceos, tuvimos un problema enorme con el gusano cogollero (Heliothis armigera) hace unos cuantos años, pero finalmente pudimos eliminar la plaga.

¿Qué herramientas usa actualmente para combatirlas? ¿Qué mejoras espera de APOLLO en este área?

Las herramientas que usamos incluyen:

  • Alertas agrícolas para nuestra región aportadas por el Ministerio de Desarrollo Agrícola. Están disponibles para todo el mundo, a través de la página web del Ministerio o de otras páginas de agricultura.
  • Observación del campo con visitas periódicas, que con frecuencia llevan mucho tiempo.

La forma en que resolvemos problemas graves como enfermedades o plagas es intentar suprimir su aparición e impedir la posterior diseminación. El aspecto negativo de este método es que para cuando empezamos a intervenir, el daño ya está hecho. Con los servicios APOLLO, esperamos prevenir la aparición en primer lugar y poder intervenir a tiempo y de forma eficaz cuando todavía son lo bastante pequeñas para poder ser controladas. Una ventaja adicional es el ahorro de tiempo que supone el no tener que estar siempre físicamente presente en el campo para vigilar los cultivos.

“El potencial del uso de los satélites como apoyo a las tareas agrícolas ha abierto nuevos horizontes que están en constante expansión.”

Credits: Giorgos Savvidis¿Cuál es según su opinión el avance más útil para la agricultura que se ha desarrollado en los últimos años?

El potencial del uso de los satélites como apoyo a las tareas agrícolas ha abierto nuevos horizontes que están en constante expansión. APOLLO es un ejemplo importante del tipo de aplicación que estas tecnologías están haciendo posible.
¿Se le ocurre alguna herramienta que los consultores agrícolas de hoy día debieran emplear para seguir siendo competitivos? ¿Cuál es la diferencia con las que se usaban en su primera época como consultor?
La competitividad de un consultor agrícola depende en primer lugar de la capacidad de identificar de forma eficaz los problemas en el cultivo en cuanto aparecen, y en segundo lugar en intervenir en el momento adecuado. Por lo tanto, cualquier herramienta que mejore estas dos habilidades es algo deseable, ya que permiten al consultor “comprar tiempo” y poder planificar el modo de resolver el problema y obtener los mejores resultados.
Actualmente existen diversas herramientas como esta en el mercado – y APOLLO se unirá a ellas en breve – pero no siempre ha sido así. En el pasado, un consultor tenía que buscar los problemas del cultivo en persona y averiguar la naturaleza del problema y su localización en la parcela sin ninguna ayuda científica y/o tecnológica.

¿Tienen los consultores agrícolas de su región experiencia en agricultura inteligente?

Si, un pequeño porcentaje de los consultores agrícolas tienen bastante experiencia, principalmente en la planificación del riego para el cultivo de maíz.

¿Qué fue lo que le motivó para participar en el proyecto APOLLO y poner a prueba sus servicios?

Quería tener una herramienta que me ayudara a identificar los problemas en los cultivos de forma rápida y fiable. También me pareció muy interesante servir de ayuda para la creación de dicha herramienta y poder experimentar en primera persona cómo funcionaba.

Créditos de fotografía: Giorgos Savvidis